Seleccione una Pagina

Habla con Nosotros 663.04.52.16

La cerámica andalusí de la meseta: un libro imprescindible

Libro Ceramica Andalusi de la Meseta

Después de un tiempo sin escribir, hoy quiero hablaros sobre un libro fundamental para un arqueólogo: “La cerámica andalusí de la meseta“,  libro imprescindible para realizar cualquier estudio de cerámica bajomedieval.

Nosotros lo utilizamos casi a diario y nos ha servido como guía para nuestros estudios e informes. ¿Lo conocías?

 ¿Cuándo lo descubrimos?

No recuerdo exactamente cuándo fue la primera vez que oí hablar de este magnífico libro, pero si que sé, con total seguridad, cuándo fue la primera vez que lo utilicé.

Habíamos realizado la excavación arqueológica en el Antiguo Convento de Capuchinos de Alcala de Henares donde recuperamos bastante material cerámico.

Para su estudio ampliamos nuestra “biblioteca básica del arqueólogo de campo” y nos compramos los dos volúmenes de La cerámica andalusí de la Meseta de Manuel Retuerce Velasco.

Algo sobre el autor

Tuve la suerte de conocer a Manuel Retuerce hace bien poco, concretamente en las X Jornadas de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid a la que asistí por primera vez como ya os conté.

Es socio administrador de la empresa NRT Arqueologos y profesor asociado de arqueología en la UCM. Este es su perfil de Linkedin .

Algo sobre el libro

El libro de portadas negras y letras blancas esta dividido en dos tomos dependientes uno del otro ya que no tienen sentido el uno sin el otro (ahora lo entenderéis).

Tomo I. La descripción

En el Tomo I el autor trata sobre la metodología que ha utilizado, razonada y ampliamente justificada, para la clasificación de la cerámica desde los siglos VIII-XIII en el centro de la península ibérica.

En ella recoge y  describe las diferentes formas en las que divide su tipología cerámica y una explicación muy detallada de cada uno de las formas.

A cada una de estas formas le asigna una letra que van de la A hasta la S. Dentro de estos grandes grupos diferencia en general varios tipos que a su vez divide en diferentes subtipos (aunque no en todos los casos).

Además nos facilita varios ejemplos de piezas que encajan en esa forma, tipo y subtipo y donde podamos consultarlas, su distribución geográfica y su datación.

A las diferentes formas se les puede asignar una función concreta para lo que Manuel Retuerce escoge seguir la clasificación hecha por J. Zozaya (Tipología y cronología de los candiles de piquera en cerámica Al-Andalus) dividiendo las piezas según sean para beber, comer, cocinar, tapar, contener líquidos, etc.

Tomo II. Representación gráfica

En el Tomo II se pueden consultar los dibujos de las piezas de cada una de las formas descritas en el Tomo I.

La base de su estudio: la tipología cerámica

Su tipología cerámica nos gusta especialmente ya que es muy fácil de entender y de aplicar.

Según el autor, lo primero que debemos hacer a la hora de afrontar cualquier estudio de material cerámico es hacer una descripción formal de la pieza, con todas sus características internas: su fabricación, su forma general (cada uno de los elementos que la componen: borde, asa, base, etc), decoración, acabado, etc.

Una vez realizado este primer e importante paso, deberemos intentar asignarle una función al fragmento de cerámica que estemos estudiando. Esta parte no siempre es posible, como bien hemos podido nosotros comprobar en nuestros estudios de material arqueológico, pero se debe intentar.

¿Cómo lo usamos nosotros?

Nosotros hemos elaborado una base de datos específica para el material arqueológico de este momento, basándonos, en su mayor parte,  en la tipología cerámica desarrollada por Manuel Retuerce en este libro.

Lo primero que hacemos es describir morfológicamente la pieza (a torno, pasta, color, grosor, degrasantes, acabado, decoración, etc). Una vez realizado este paso intentamos asignarle una función comparándola con el Tomo II del libro.

Una vez tenemos más o menos clara su forma gracias al Tomo II, contrastamos esta información con el Tomo I para ver en que tipo y subtipo podemos clasificarla.

Como bien dijo Manuel Retuerce durante su charla en las X Jornadas de Patrimonio, no debemos utilizar sólo el Tomo II porque puede dar lugar a errores de bulto a la hora de identificar un fragmento de cerámica que estemos estudiando.

Es importante, una vez creamos haber identificado la pieza gracias al tomo II, contrastar esta información con lo descrito en el Tomo I.

Sólo de esta manera podemos estar seguros de que hemos identificado una pieza correctamente.

Como dijo el autor durante estas charlas “debemos excavar los museos” refiriéndose a revisar la mala identificación de la cerámica medieval hecha por algunos arqueólogos que han utilizado su tipología de una forma inadecuada.

¿Donde puedo adquirirlo?

Esta es una buena pregunta porque no es tan fácil encontrarlo. Nosotros lo compramos por Amazon , pero también puedes buscarlo si prefieres en la librería Marcial Pons en Madrid (recomendamos una visita a esta mítica librería especializada en Historia, donde seguro os tratarán muy bien).

Esperamos que os sea todo lo útil  que para nosotros lo ha sido y si aun no lo tienes ya sabes, no dejes pasar la oportunidad de añadir a tu librería este libro básico para el estudio del material arqueológico cerámico desde los siglos IX-XIII.

1 Comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>